Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-settings.php on line 468 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-settings.php on line 483 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-settings.php on line 490 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-settings.php on line 526 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-includes/cache.php on line 103 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-includes/query.php on line 21 Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /htdocs/public/salud/wp-includes/theme.php on line 618 Escuela de salud

Vacunas y vacunación

January 26th, 2011

Éste tema genera muchas discusiones dentro de la salud holística, en especial los homeópatas no recomiendan la vacunación bajo ningún concepto, también hay grupos de familias afectadas por la vacunación.

Mi opinión en este caso es clara, estoy a favor de la vacunación, a pesar de los riesgos que puedan existir, lo único que hay que hacerla en momentos adecuados y con una preparación correcta de los niños.

En primer lugar debe quedar claro que cada vez que vacunamos a nuestro hijo le estamos sometiendo a dos tipos de carga, una biológica al introducir organismos o restos de organismos vivos que van a generar una respuesta inmunológica por parte del sistema de defensa, otra tóxica ya que los conservantes de las vacunas están basados en el mercurio, y por mucho que se diga que la cantidad es mínima no deja de ser “cantidad” que se ha de depurar.

Para que ambas funciones se produzcan correctamente el niño debe estar en una condición física de completa salud y reactividad. Por lo tanto estoy en contra de la pauta habitual de vacunar “según cita” independientemente del estado del niño. Yo recomiendo no vacunar si el niño no está completamente sano (la única verdad de este comportamiento es no trabajar más: pérdida de la cita, dar una nueva cita, etc.). No dejéis vacunar a vuestros hijos si está resfriado, febril, o “pachuchos” por cualquier motivo. No pasa nada porque vuestro profesional sanitario os vuelva a citar otro día y tenga que trabajar un poco más.

Otro aspecto es el inmunitario, ¿de qué vale forzar el sistema inmunitario si después lo anulamos?, por ello desde hace muchos años estoy en contra de dar antitérmicos/antiinflamatorios después de la vacunación (paracetamol o ibuprofeno). el tiempo me ha dado la razón y ya existen estudios científicos que apoyan esta hipótesis, demostrando que si se dan estos fármacos disminuye la respuesta a la vacunación.

Por todo lo anterior debe quedar claro que tenéis que estar completamente seguros antes de vacunar a vuestros hijos que están completamente sanos, sin síntomas prodrómicos de enfermedades  (malestar, irritabilidad, anorexia) o sin éstas (fiebre, resfriado, etc.). Para ello hacer que os hagan una revisión completa del niño justo antes de la vacunación.

Por otra parte debéis prepararle con medicación homeopática para estimular el sistema inmune y el sistema de depuración, de esta manera no habrá complicaciones. Por otra parte podremos utilizar remedios para calmar las molestias producidas por la vacunación (pinchazo, “cabreo”, intoxicación, etc.).

Para ello podrás utilizar:

Apis: ya que le pinchamos y producimos una “picadura” con inoculación de tóxicos.

Sulphur: remedio base para promover la limpieza básica y genética del organismo.

Vincetoxicum: para estimular las defensas inmunitarias.

Chamomilla: para calmar la irritabilidad.

Belladona: si existe fiebre y componente hiperémico e irritabilidad neurológica.

Arnica: si ha existido un “golpe emocional” con el pinchazo, es decir le ha sentado mal y se ha cabreado con nosotros por haber dejado pincharle. En este caso aportarlo a la 30 Ch, y repetirlo varias veces a lo largo del día y durante varios días. En mi opinión muchas de las regresiones autistas que se producen tras la vacunación están basados en este hecho.

Si existe alguna reacción importante, por mínima que sea, necesita ser evaluado por vuestro pediatra, pero claro, éste ha de ser “sensible” a la importancia de la vacunación.